Historia del Pacto

ANTECEDENTES

A principios del año 2008 varias mujeres pertenecientes a organizaciones no gubernamentales y sociales del estado de Chiapas, hicieron públicamente sus denuncias por hostigamiento sexual y violación por parte de Onésimo Hidalgo, miembro de la organización Ciepac, A.C. El hecho de que el agresor fuera conocido por la mayoría de las organizaciones y que poco a poco salieran a la luz más casos de agresiones, hizo que la denuncia de las compañeras generara mucha indignación entre algunas y algunos, pero al mismo tiempo destapó una serie de posiciones que ahondaban en los prejuicios, mitos y estereotipos en torno a la violencia hacia las mujeres que las re victimizan y que disculpan y justifican al agresor.

Estos procesos nos hicieron reflexionar y plantear la urgente necesidad de crear las condiciones que nos aseguraran a las mujeres que trabajamos en organizaciones sociales, ONG´s y colectivos, que no seríamos agredidas en nuestros espacios de trabajo y que en el caso de serlo, la respuesta de nuestras organizaciones sería contundente en defensa de la mujer agredida y en contra del agresor, fuese quien fuese.

Fue así como después de varios meses de reflexión conjunta, planteamos la necesidad de crear un Pacto entre nuestras organizaciones y colectivos que garantizará como principio fundamental, no permitir la violencia hacia las mujeres.

Así, el 11 de Junio de 2008 tuvimos la primera reunión sobre esta propuesta. Asistieron una treintena de organizaciones e hicimos el primer planteamiento. Las reflexiones incluyeron qué tipo de pacto necesitábamos, conclusiones de que el pacto político sería para realizar un trabajo en las organizaciones contra la violencia hacia las mujeres, se definieron una serie de principios y compromisos, se acordó que además de las ONG's, podrían ser parte del pacto colectivos, centros de investigación e instituciones educativas; así también se definió una ruta crítica que ha ido guiando este proceso: consenso de definiciones sobre violencia, grupo de monitoreo, procedimientos operativos, asesorías, etc. Con todos los análisis y reflexiones generadas en la reunión, finalmente se hizo la redacción de los acuerdos y se conformó el texto del Pacto.

El 11 de julio del 2008, veintiséis organizaciones firmamos el que denominamos Pacto Político de Organizaciones No Gubernamentales, Colectivos, Organizaciones Sociales e Instituciones de Chiapas Libres de Violencia Contra las Mujeres.

La firma del Pacto Cero Violencia contra las Mujeres y el proceso seguido, ha significado un gran avance por parte de las organizaciones para la erradicación de la violencia hacia las mujeres. Ha sido un proceso de aprendizaje para todas y todos quienes hemos participado, lleno de momentos de crítica y autocrítica, de reconocimiento de complicidades ante situaciones de desigualdad de género y también de expresiones de compromiso para transformar estas relaciones al interior de nuestros grupos de trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada